Agencia de Noticias Independiente

Historia del periodismo regional en Hidalgo; del periodismo de apostolado al periódico empresa

Elvira Hernandez CarballidoFalta profesionalización de muchos periodistas locales.

Presentan en la UAEH el libro Nuestra memoria impresa. Aproximaciones a la historia de la prensa de Hidalgo de la doctora Elvira Hernández Carballido.

Juan Pablo García Vallejo

Agencia de Noticias Independiente, México, Septiembre 3 (Cultura).- La investigación y el estudio del periodismo regional siguen atrayendo la atención de sus hacedores, los nuevos periodistas, y de las y los investigadores universitarios que educan en esta profesión de alto riesgo a las y los nuevos comunicadores. Decimos nuevos periodistas porque hay que recordar que durante mucho tiempo los periódicos no fueron escritos por periodistas, sino por escritores, poetas, novelistas, aficionados hasta que apareció la figura del reporter a fines del siglo XIX, pero siguieron siendo reporteros empíricos porque es muy reciente la creación de las escuelas de periodismo (1949-1950) de las cuales salen actualmente miles de  egresadas y egresados cada año.

Recientemente se presentó en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), el libro Nuestra memoria impresa. Aproximaciones a la historia de la prensa de Hidalgo de la doctora Elvira Hernández Carballido, publicado por el Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHu) y el Área de Académica de Ciencias de la Comunicación, como parte de las actividades de la XXII Feria Universitaria del Libro en esta casa de estudios.

El estudio se inicia con un breve recuento del estado del arte en la investigación del periodismo en México, diferenciando las investigaciones generalistas que toman al periodismo de la Ciudad de México como todo el periodismo que se hace en el país y como poco a poco se ha ido focalizando en un periodismo desde las regiones.

Posteriormente se hace una enumeración histórica del Estado de Hidalgo desde su fundación, en 1869, una descripción de la población y sociedad hidalguense, su componente étnico, las tradiciones culturales como la oratoria y las y los distintos escritores que le han dado fama a este pequeño estado del centro del país como Margarita Michelena, Ricardo Garibay, Ignacio Trejo Fuentes, el maestro Miguel Ángel Granados Chapa. Dando una resumida historia del cine, la radio y los distintos canales de televisión que hay en Hidalgo.

Para pasar a hacer un examen pormenorizado de la larga y fructífera historia de los primeros periódicos y del periodismo del apostolado, (periodismo que se hace para informar, pero este trabajo no es remunerado).

De acuerdo a la investigadora Hernández Carballido se debe entender por prensa regional: La historia de la prensa es, pues, recuperar nuestra memoria impresa. Hidalgo es un Estado cuyo periodismo se ha desarrollado de una manera digna de estudiarse. Pero además de esta visión histórica, también es necesario reconocer particularidades regionales porque todas las publicaciones periodísticas han expresado y difundido la vida, obra, ideas y  problemáticas de la sociedad según el área geográfica donde crece.

Se afirma que cuando este oficio ha sido realizado en un territorio específico los investigadores lo han denominado periodismo regional, y posiblemente para justificar vacíos históricos han generalizado sus particularidades, como son: formato tabloide, contar con pocas páginas, limitado tiraje, escasa circulación, dirigido por periodistas empíricos, ser oficialistas o cortesanos, aparecer y desaparecer en coyunturas electorales.

Sobre la última peculiaridad es necesario señalar algunos de los obstáculos que siempre ocasionan la desaparición de periódicos regionales, locales, municipales o provinciales: “Los motivos de esta inconstancia son relacionados con la falta de apoyo económico para sustentar los gastos, al poco tiraje que limita su difusión, así como su mantenimiento, ausencia de formación profesional y problemas con las elites del poder, que ante alguna crítica severa influyen tanto para cerrar el periódico como para desaparecer incluso a sus periodistas”.

La clase gobernante en Hidalgo se ha caracterizado por tener una mano dura para el control de la prensa municipal. Algunas investigaciones sobre el periodismo regional hidalguense lo caracterizan de forma ideal como “periodismo, regional, original, crítico e independiente”, pero en cambio otras se destaca sus carencias y problemas que ponen en riesgo su existencia: “las dificultades económicas, la represión de la que son objeto los reporteros, la escasa participación ciudadana y al falta de formación de profesionales del oficio…”.

La publicación de  periódicos en Hidalgo comenzó en 1821 con El Mosquito que dirigía el insurgente Nicolás Bravo. Y a partir de la Republica restaurada (1867) se van a fundar muchos periódicos casi todos los años y así mismo casi todos los años desaparecían algunos de éstos, sobre todo los llamados periódicos electoreros: “En algunos casos servían de voceros de los grupos en pugna, quienes los financiaban; eran en su mayoría redactados por los propios protagonistas de las  luchas políticas en la entidad, no por periodistas de profesión. Una vez terminado el proceso electoral o la crisis en que trataban de influir, desaparecían de la escena. Así sus cortas vidas se subordinaban a la duración de los momentos en donde intervenían o a los caprichos de los gobernantes en turno.”

Los periódicos no sólo aparecen en la capital de Pachuca, sino en los distintos municipios como Tula de Allende, Tulancingo, Sahún, Tepeji, Real del Monte, etc. Es así que hasta mediados del siglo XX se carecía de profesionalización periodística, los periodistas eran mil usos: “hubo años en que una sola persona se encargaba de cubrir los sucesos noticiosos, redactar la nota, corregirla, diseñar la primera plana y la distribución de los artículos en cada página hasta el titular que lograra llamar la atención del público”.

A la par del periódico-empresa continúan apareciendo publicaciones regionales. La investigadora hace un estudio particular de los tres principales diarios El Sol de Hidalgo, gobiernista-sensacionalista, Síntesis, crítico y Milenio Hidalgo de denuncia. Pero los nuevos periódicos van a contribuir a construir una opinión pública madura, alejarse del oficialismo o mantenerse neutrales en la información que proporcionan, así como crear sus códigos de ética que regulan la libertad de expresión, la misma actividad periodística y protejan al lector.

Esto último propiciará que el periodismo regional en Hidalgo continúe haciendo historia, que como dice Elvira Hernández tiene mucha historia pero falta escribirla y su obra es una aportación muy importante al estudio del periodismo desde las regiones y sin duda motivará el interés en muchos otros periódicos de más estados de la república de los cuales hace falta también escribir su historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: