Agencia de Noticias Independiente

“Historia y celebración. México y sus centenarios” de Mauricio Tenorio Trillo, Editorial Tusquets, propone la creación de una historia abierta

Historia y celebracionUna crítica a las celebraciones centenarias.

No hay que celebrar nada porque sigue la pobreza.

Los países tienen los héroes y anti-héroes que merecen.

Juan Pablo García Vallejo

Agencia de Noticias Independiente, Ecatepec de Morelos, México, Agosto 13 (Cultura).- Es temporada de festejos patrios en México, tanto por el Bicentenario de la Independencia de 1810 y el Centenario de la Revolución  Mexicana de 1910, es momento para detenernos obligadamente y preguntarnos qué hemos hecho los mexicanos después de estos dos procesos históricos que cambiaron el destino de este país.

El historiador Mauricio Tenorio Trillo, catedrático de varias universidades norteamericanas, ha publicado un controvertido libro de ensayos publicados en revistas de historia y de cultura durante estos últimos años. Escribe sobre los festejos centenarios que se están ya celebrando en diferentes lugares por varias instituciones oficiales, universitarias y creadas especialmente para esto. La obra se titula “Historia y celebración. México y sus centenarios”, publicado por la Editorial Tusquets.

Y con esta obra comienza la publicación de una serie de libros dedicados a dar a conocer aspectos poco conocidos de personajes y hechos ocurridos en estos procesos históricos.

Este historiador está convencido de que no hay nada que celebrar A partir de cuestionar a los estudiantes mexicanos que estudian en universidades universitarias sobre la validez de lo que les han enseñado sobre la historia de México, muchos de ellos le exigieron que “no tocara a los héroes”, porque es lo único que tienen, pero mostrando una falta de interés en investigar lo que realmente sucedió en estos hechos históricos tan importantes.

Utiliza diversos vías para fundamentar su desencanto en los festejos centenarios próximos como el platearse las cuestión de la historia, el para qué sirven las políticas de memoria tan de moda en estos días, recurrir a ideas clave de historiadores nacionales y extranjeros, hacer contrastes con otros momentos de la historia mundial  (la Guerra Civil española, la caída de la Unión Soviética, etc.) y lo que pasaba en México. Esto proporciona un texto bastante rico en ideas y que nos orientara para seguir aluzando la historia de México.

El autor se plantea para comenzar su análisis de estos festejos varias preguntas muy arriesgadas como: ¿de qué hablamos cuando hablamos de la patria?, ¿cómo se construyó la imagen del país que ahora veneramos?, ¿cómo nos miran desde el extranjero?, ¿cómo miramos nosotros a nuestros vecinos?

La obra esta compuesta por varios capítulos  donde se discute el por qué y para quién es la historia de México que se ha divulgado hasta hoy en día, cómo se construye el país en distintos momentos basándose en la historia desde distintos presentes pasados, es decir, exaltando unos (La Independencia. La Revolución) y despreciando otros (El porfiriato).

Incluye un ensayo obligado sobre otras fiestas centenarias como la de La Independencia de Estados Unidos y de la Revolución Francesa, esto está muy bien porque así no se queda siempre encerrado en México, considera otras experiencias y las miradas del otro. Así podemos apreciar como vivieron esas sociedades sus festejos y de lo manera en que se utilizó el pasado y lo que sirvió a esas sociedades el enfrentarse a su historia de nuevo.

Otro ensayo igualmente necesario para toda esta discusión, es el considerar la imagen de México en el exterior, cómo era en las ferias universales de hace un siglo y cómo es ahora en los Foros Universales de las Culturas como el realizado en Monterrey en 2007.

Y más adelante propone considerar estos hechos con la presencia de los Estados Unidos y la consideración de incluir otros países de América, agregar el estudio de temas poco visibles como el de las ciudades mexicanas en Estados Unidos, como Chicago, San Antonio. Esta última idea nos indica que tenemos mucho que repensar ahora para hacer la historia de México, desde otros lados, desde otros países.

El repensar las cosas es una de las grandes virtudes de esta obra, propone nuevas perspectivas para ver la historia de México, de iniciar una historia más abierta y menos cerrada, menos manipulable y singularizada en personajes ya bastante gastados y hechos históricos a los que se les otorga gran importancia.

Y pasa revista a los planteamientos historiográficos hechos por historiadores mexicanos desde los decimonónicos como Clavijero y Lucas Alamán hasta pasar por O’Gorman,  Luis González, Florescano, Krauze, desecha la ida del mestizaje mexicano, describe la recuperación de la identidad indígena para diferenciarse de otros países. Recurre a las ideas generales de las distintas escuelas de historia como Los Annales, la de los mexicanistas norteamericanos.

Historia y celebración es un libro que necesariamente nos acompañara por varios años  hasta pasar el 2010, para releerlo y ver como fue que re-construimos la historia de la patria para seguir sobreviviendo frente a la potencia mundial  que cada vez se impone en limitar nuestro desarrollo y resolver el eterno mexicano, el alma mexicana de saber qué es y hacia donde se dirige. Una obra inteligente y bien escrita.

Tenorio Trillo, Mauricio

Historia y celebración. .México y sus Centenarios

Tusquets Editores, México, 2009, 249 pp

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: