Agencia de Noticias Independiente

Vida novelada del primer presidente de México

Por Juan Pablo García Vallejo

Diario de Ecatepec, Méx. Feb. 14 (Cultura).-A una velocidad asombrosa estamos devorando este año 2008, en el que comenzarán los festejos del Bicentenario de la Independencia y por lo cual los héroes que nos dieron Patria y libertad serán despertados de su letargo inmortal para convivir con los mexicanos interesados en su historia. *

Es un tiempo de jauja para la novela histórica porque diversos escritores ya han adoptado a su héroe patrio y publicado obras sobre ellos como la poeta Raquel Huerta sobre Vicente Guerrero, Pedro Ángel Palou con el Siervo de la Nación , Paco Ignacio Taibo II con Hidalgo, Arturo Ríos Ruiz con Hermengildo Galeana y Eugenio Aguirre con Victoria, el primer presidente del México independiente. En ellas estos escritores tratan de mostrar su admiración por esos personajes históricos y, a la vez, desentrañar un poco los mitos que existen sobre sus vidas.

Por el momento comentaré la monumental novela histórica Victoria de Eugenio Aguirre, publicada por la editorial Joaquín Mortiz, y aclararé de inicio que mientras los historiadores buscan la verdad de los hechos, los escritores sólo buscan la verosimilitud de sus narraciones, teniendo como limite el conocimiento del contexto histórico y la libertad de darle vida a sus personajes.

Esta novela comienza cuando un escuadrón de soldados norteamericanos durante la guerra de 1847, hambrientos y sedientos, en una casa abandonada encuentran unos extraños frascos con algo semejante al alcohol y se lo beben pero pocos momentos después caen intoxicados, pues contenían cloroformo y las viseras de Guadalupe Victoria.

Eugenio Aguirre recurre a muchos recursos para construir su narración como el crear un Guadalupe Victoria inmortal y otro, un enfermo terminal que se encuentra agonizando aquejado del gran mal, la epilepsia, y que va contando al doctor Florencio Cummnins y su equipo de enfermeras gracias a su prodigiosa memoria, diversas etapas de su agitada vida militar y política.

Luego viene el porqué se cambio de nombre al poco tiempo de incorporarse a la guerra de Independencia bajo las órdenes de Hermenegildo Galeana: “para honrar a la virgen de los mexicanos y fiarme como meta el triunfo de su causa insurgente”.

La primera parte cuenta como Victoria se vio obligado a refugiarse en las cuevas de la selva veracruzana para escapar a la persecución de las tropas realistas, que al no encontrarlo lo dieron por muerto. Fueron 30 largos y penosos meses en que Guadalupe Victoria padeció hambre, frío, etcétera. Pero la tenacidad de luchas por una patria libre y soberana le ayudaron a sobrevivir y a organizar una sangrienta y peligrosa guerrilla que fue el dolor de cabeza del virrey Apodaca y de los principales generales y soldados profesionales traídos de Europa para capturarlo.

Un episodio significativo de su lucha insurgente es que en el sitio de Oaxaca, como los soldados no podían pasar el foso de una fortificación, Victoria lanza su espada al otro lado y a nado lo cruza y luego rompe las cuerdas posibilitando la entrada de sus compañeros revolucionarios. ¡Va mi espada emprenda, voy por ella! El personaje Victoria al recordar esto se sorprende porque nunca en su vida había nadado.

Sus narraciones de triunfos bélicos y de los descalabros son muy detalladas, así como las diversas traiciones políticas de sus ex compañeros insurgentes, muchísimos de los cuales aceptaron el indulto propuesto por las autoridades virreinales.

Una segunda parte son los primeros años del México independiente, que fue manchado por la monarquía absolutista y efímera de Agustín de Iturbide, que excluyó a los insurgentes de puestos de gobierno y los puso en manos de eclesiásticos y conservadores; incluyó el nacer con deuda externa, la centralización del poder en una sola persona, y otros vicios del sistema político mexicano del siglo XIX. Y por todo esto vuelven los intentos conspirativos para derrocarlo e instaurar una República federal y soberana.

Es el tiempo de surgimiento del periodismo político, cada partido expresaba sus aspiraciones ideológicas a través de la prensa escrita: “Los partidos aprovechan las páginas de los periódicos para dirimir sus controversias ideológicas, amén de poner en la picota el prestigio de las personas que ocupaban altos cargos y para cuestionar disposiciones que eran, a todas luces descabellas.”

Y de la realización de las primeras elecciones libres, bueno eso es un decir, porque la mayoría de la gente no sabe ni leer ni escribir y siempre estaba deseosa que sus líderes políticos le resolvieran los problemas. En esta parte, Aguirre recurre a la voz de otros personajes para dar constancia de los difíciles tiempos políticos y sociales que se vivían, el hostigamiento e intentos de reconquista por parte del ejército español, el ataque a Veracruz.

Y como si fueran personajes de teatro de cartón, hace que los ministros de Victoria expliquen cada uno de los problemas que enfrentaron, de cómo no comprendieron la política de amalgamación o de conciliación propuesta por el presidente, las pugnas por el poder de los diversos partidos políticos porque “ellos anteponían su soberbia, su orgullo, los intereses partidarios, sobre las necesidades reales de la nación”.

Estas disputas estériles van a llevar a mostrar a México como un país carente de sentido histórico, de unidad nacional y que será presa de los afanes expansionistas de los Estados Unidos, que aprovechando las luchas fraticidas e ideológicas, de una vez por todas aprovecha una supuesta guerra para arrebatar a México más de la mitad del territorio nacional.

Los logros del primer presidente de México son destacados por él mismo: extinción de los títulos nobiliarios que les otorgaban privilegios y prebendas; combatir la ignorancia y sentar las bases de una educación moderna y progresista inspirados en la Ilustración francesa, reafirmar el espíritu anti-esclavista de la naciente República, aunque el esclavismo existió hasta el porfirismo, una política exterior conciliadora donde México fuera tratado en un plano de igualdad y dignidad.

El autor para dejar constancia de un conocimiento profundo de Guadalupe Victoria al final de su novela proporciona una bibliografía mínima de la cual utilizó algunos pasajes para dar más contundencia a la trama de la novela sobre este mexicano que siempre puso su vida al servicio de México.

Esta vida novela Guadalupe Victoria ayudará a muchos lectores a comprender el nacimiento de México y cómo al poco tiempo estuvimos a punto de desaparecer del mapa por culpa de las pugnas políticas, y les servirá para comprender que en política no ha cambiado mucho el escenario porque son el principal obstáculo del progreso del pueblo mexicano.

* “Me quiero vivo en la memoria de la gente”

Anuncios

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. isacc humberto said, on enero 24, 2010 at 12:31 pm

    oigan pongan mas informacion eeeee!!!!!! = (

    Me gusta

  2. Uriel Miguel Hernandez O. said, on septiembre 6, 2012 at 2:23 pm

    Guadalupe Victoria el mejor presedente de Mexico en toda su historia desde la independencia a la actualidad.
    Si hemos tenido mas gobernantes como el los E.U. no nos hubieran robado medio pais,les hubiese sido imposible con hombres patriotas como GUADALUPE VICTORIA.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: